Flamenco

El flamenco es un «Quejío»,
Un sentimiento, un carácter,
Es un corazón «Partío» ,
Por culpa de algún desaire.

Corporal es la expresión,
Moza de buen linaje,
Con mirada inexorable,
Mostrando rabia y dolor,
Cuando se arranca por bailes.

Dicen que va caminando,
Por un caminito estrecho,
Y a cada paso clavando,
Sus suspiros en mi pecho.

He sentido un arañazo,
De rasgueo  por la espalda,
Me dieron seis latigazos,
Tres arriba y tres abajo,
Las cuerdas de una guitarra.

Que no expire la noche,
Candente siga la llama,
Para que sigan volando,
Los encajes de tu falda.

Redes en puerto,
Fandango con tiento,
Con sus aires marineros,
Contribuyendo al flamenco,
Desde un Alosno pionero.

Colombina carabela,
Cuna del aguardiente,
Y de un arranque valiente,
Que es el fandango de Huelva.

Te aproximas con descaro,
No te acerques todavía,
Lamentos me vienes dando,
Y tus lágrimas ataco,
Con armas de bulerías.

De trafalgar en su faro,
A Córdoba en su mezquita,
Llega a Jaén y sus campos,
Y acariciando Almería,
Pregonan tesoro al canto.
Su patrimonio, Andalucía.

Eres pura poesía,
Pensamiento y reflexión,
Y lenta tu letanía,
En recuerdo a «Camarón».

Sevillanas, malagueñas,
Cantiñas y peteneras,
Brisa sonora que sueña,
Martinete que diseña,
En su fragua una bandera.

Que la Alhambra está soñando,
Embriaga por la noche,
Piropos le están lanzando,
Las cuevas del Sacromonte.

La doncella rodeada,
Luz y claridad salada,
Esfera amarilla que sueña,
Que busca por alegrías,
Otro día que la espera.

Pues sabe que la tacita,
Novia de mares y estrellas,
Tanguillo silba por miles,
Por murallas y caleta.

Soleá y seguidilla,
Y en Sevilla una saeta,
Mantilla que llora y reza,
Madrugada que ya entra,
Al toque de una corneta.

Que no es un bien material,
Aunque viva a buen recaudo,
Es divino y pasional,
Y en absoluto abstracto.

Tengo un tesoro «Escondío»,
Con mi eterno matrimonio,
Y aunque me expulsen los ángeles
Y se aviven mis demonios…

Tendré el arte en cada esquina,
Aromas de manzanilla,
Y el flamenco, por PATRIMONIO.

2 respuestas a «Flamenco»

  1. Brutal duende, cada vez mejor. Esta parte es magnífica:

    De trafalgar en su faro,
    A Córdoba en su mezquita,
    Llega a Jaén y sus campos,
    Y acariciando Almería,
    Pregonan tesoro al canto.
    Su patrimonio, Andalucía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *